Recomendaciones para prevenir el estrés crónico

23

El estrés crónico se expresa como un malestar provocado por situaciones de agobio, cansancio o preocupación que persisten durante un largo período de tiempo y que comienzan a sobrepasar la resistencia del organismo. Se manifiesta de distintas formas, por ejemplo: cansancio excesivo y continuo, problemas digestivos, trastornos de sueño, pérdida de atención, cambios de ánimo e irritabilidad.

El estrés crónico suele ser poco diagnosticado, a pesar de que puede generar alteraciones físicas y psicológicas de gravedad. La intensidad con la cual se experimentan aquellas situaciones que producen estrés incide en la secreción de hormonas, específicamente el cortisol y la adrenalina, por parte de las glándulas adrenales (también conocidas como suprarrenales porque están ubicadas sobre los riñones). Progresivamente la carga de hormonas que produce se hace superior a lo que necesita el organismo, lo que provoca un fuerte impacto en el metabolismo y desgasta sus reservas.

Detectar para prevenir

Uno de los primeros síntomas se expresa en las alteraciones de sueño: pesadillas, insomnio o exceso de sueño.

Aumenta la presión arterial, el azúcar y el colesterol a niveles por encima de lo normal, lo que incrementa la predisposición en personas con riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes y aumento de peso.

La hormona cortisol incide en el sistema nervioso central, por lo tanto, el estrés crónico puede llegar a producir pérdida de memoria y migrañas.

El colon se irrita afectando el sistema gastrointestinal.

El estrés provoca inmunodepresión, así que las defensas del organismo se debilitan lo que lo hace más propenso a enfermedades.

La contracción de los músculos es un síntoma frecuente junto a los cambios de ánimo y la irritabilidad. También se manifiesta a través de reacciones impulsivas y agresivas.

Las alteraciones de los hábitos de alimentación también forman parte de los síntomas de estrés crónico. En ocasiones, la depresión y el desgano asociado a una situación estresante incide en la mala alimentación que se conjuga con rutinas negativas como ingerir comidas poco saludables, malnutrición y descuido con las horas de comer.

estrés crónico

 

23 comentarios

  1. Buena información, sobre todo para estos tiempos donde tantas distracciones comprometen los espacios vitales, para el descanso, la alimentación, el compartir en familia. Les felicito sigan con esta iniciativa.

    • Espacio Liberty on

      Nos alegra que te haya sido útil la lectura de este artículo, Ana. ¡Gracias por visitarnos!

  2. sonia rodriguez on

    excelente información. En un justo momento de tanto Estrés, muy practico y sencillo, Gracias

    • Espacio Liberty on

      ¡Gracias por visitar nuestro blog, Manuel! Nos alegra que te haya sido de utilidad este artículo.
      ¡Saludos!

  3. Excelente articulo aun cuando me siento afectada por el estres cronico las recomendaciones son excelentes las tomare en cuenta con la esperanza de atenuar o revertir mi situacion. Mil Gracias

  4. Joseba aldecoa on

    Toda política dirigida al bienestar, es bien recibida. Continúen con cualquier campaña educacional .
    La Sociedad esta necesitada de buenas orientaciones. Los felicito y agradezco

  5. NANCY CRIADO on

    REALMENTE CUAN CIERTOS SON ESTOS CONSEJOS , LOS EMPLEO SIEMPRE EN MI FAMILIA Y TRABAJO, CON LA FINALIDAD QUE TODOS TENGAMOS UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA , ALGO TAN PERO TAN IMPORTANTE.
    QUIEN LO PUEDA APLICAR SERA UN CAMBIO EXELENTE EN SU VIDA Y TENDRA MAS PAZ Y MEJOR VISON DE LA VIDA.

Deja un comentario

Diseño y Desarrollo Grupo Maga