Menú más productivo

1

Comer sano no es más que comer un poco de todo

a las horas apropiadas y en las cantidades necesarias. Las loncheras con platos balanceados garantizan empleados más productivos en el trabajo. 

La clave es pensar en platos balanceados. 

La alimentación es la base del desarrollo de una persona tanto biológicamente como socialmente. Quien consuma de manera adecuada la comida tendrá la energía y disposición necesaria para desenvolverse en su día a día.

La nutricionista Ariana Araujo plantea que una dieta balanceada es básica cuando se habla de productividad. Así, lo ideal es consumir los tres grupos básicos de alimentos que son las frutas y los vegetales, las proteínas y los carbohidratos.

“No hay alimentos básicos que sean mejores que otros. La idea es tener una dieta variada con todos los grupos de alimentos en las cantidades necesarias”, explica la nutricionista.

A la hora de rendir en el trabajo, la historia es la misma.

Los días de quienes trabajan suelen ser muy largos, por eso recomienda consumir meriendas entre las comidas principales. “Es importante comer a media mañana y a media tarde. Si no, lo más probable es que estés más cansado, tengas sueño, estés de mal humor y rindas menos”. El problema, simplemente, es que hace falta comida para que el cerebro pueda trabajar a gusto.

Si a la rutina diaria se le agrega la práctica de algún deporte, hay que añadir calorías a la dieta. “Eso se calcula según el peso, la talla y el sexo de la persona. Pero también varía según el ejercicio que se esté practicando. Si la persona está caminando, no es necesario adicionarle muchas calorías, pero si está trotando, si tiene una actividad física importante, entonces hay que ver cuánto tiempo lo hace, cuántas veces a la semana y la intensidad del ejercicio”, comenta Araujo. Lo ideal es que este cálculo lo haga una persona que esté dedicada al área, un nutricionista o un nutriólogo.

El asunto es cambiar los hábitos uno a uno.

Comenzar a comer de manera sana no es un asunto que se logre de un día para otro. Es necesario tener paciencia y entender que hay hábitos que deben dejarse de lado.

A propósito de ello, Ariana Araujo  junto al nutricionista clínico Enmanuel Velázquez y un grupo de colaboradores, crearon el Método COMA. Las siglas significan Cambio Organizado de la Manera de Alimentarnos. Su objetivo es lograr la pérdida de peso a través de un plan nutricional personalizado según las necesidades de cada paciente.

“La gente se asombra porque no deja de comer y ve que pierde tallas”, cuenta Ariana. Sin embargo, lo más importante de esta forma de alimentación es que establece un plan que evita que se recupere el peso perdido, lo que se traduce en salud.
Lo ideal es no pasar toda la vida haciendo dieta, sino alimentarse adecuadamente. Quienes comen mejor, se sienten mejor. Disfrutan más el día, rinden más en sus actividades y gozan de mejor humor.

Conoce cómo puedes llenar tu lonchera:

 

Contactos:
Facebook: www.facebook.com/metodocoma
Twitter: @metodocoma

Por: Emilia Jorge

1 comentario

Deja un comentario

Diseño y Desarrollo Grupo Maga