El kit de primeros auxilios: el ABC de la prevención laboral

1

 

kit de primeros auxilios

Un objeto contundente mal ubicado en una esquina. Un borde filoso que nadie notó. Una astilla, una tijera, una caída. Los accidentes están por doquier. Ese peligro puede llegar a los lugares más insospechados, uno de ellos es el espacio de trabajo.

Aunque las labores parezcan inofensivas, en funciones cotidianas dentro de una oficina, en espacios abiertos o cerrados, e incluso en instalaciones con las condiciones ideales, el botiquín de primeros auxilios es indispensable para atender cualquier emergencia que ocurra en el ámbito laboral y por eso debe ser una prioridad.

Según las funciones que cada quien desempeñe, las previsiones para un buen kit de primeros auxilios en el espacio laboral mantienen elementos comunes y básicos que garantizan una atención necesaria e inmediata ante una emergencia o accidente:

kit de primeros auxilios

Todos los meses es necesario chequear el material del botiquín para verificar que esté en las mejores condiciones posibles de almacenamiento. Debe ubicarse en espacios que sean accesibles para todo el personal, es decir que si está protegido bajo llave, esa llave debe estar cercana y disponible a la brevedad. Aunque el kit de primeros auxilios esté bajo la supervisión de un equipo que se hace responsable de la distribución y reposición de lo que contiene el botiquín, todos deben tener un entrenamiento mínimo para asistir a un compañero que lo necesite.

Por ejemplo, el equipo responsable del kit debe encargarse de desechar los medicamentos que están próximos a caducar o el material que no pueda ser utilizado, por lo que es imprescindible revisar la fecha de vencimiento de las medicinas. También deben velar porque los materiales de vendaje y curación sean nuevos, nunca utilizados, y cada uno debe estar dispuesto en empaques herméticos e individuales.

Todos los trabajadores deben informar en una ficha individual si son alérgicos a algún componente químico de medicamentos y esta información debe estar visible para todos. También es indispensable que se actualice una lista en la cual se indican los números de teléfonos de personas o médicos a los cuales se debe llamar en caso de sufrir una emergencia.

La atención de primeros auxilios requiere que la persona esté en capacidad de limpiar una herida, contar con abundante agua potable y poder retirar algún cuerpo extraño posiblemente incrustado (vidrios, astillas de madera, metal). En estos casos es necesario el uso de antisépticos, como yodo, en el área del cuerpo afectada y cubrir con un vendaje o una curita (apósito adhesivo).

A mayor riesgo, mayor prevención

Pero si una empresa o lugar de trabajo tiene una nómina mayor a 50 empleados, además del botiquín, es necesario contar con un local equipado con insumos mínimos para brindar primeros auxilios de mayor magnitud. Por ejemplo deben contar con una camilla que permita la movilización de una persona que no pueda trasladarse por sí misma, debe contar con una instalación de agua potable y lo recomendable es que permanentemente esté un personal capacitado para estabilizar o atender una urgencia, según la gravedad de la misma.

Si el trabajo realizado implica que hay un aumento en el riesgo de sufrir algún tipo de accidente mayor, la prevención también debe ir por la línea de extremar las medidas de seguridad.

Estas circunstancias requieren atención prioritaria pero la gravedad de un accidente o una emergencia exigirá que el trabajador después de ser evaluado en el sitio, sea enviado de inmediato a un centro médico:

Primeros Auxilios

 

 

 

 

 

1 comentario

  1. Jesus Cardier on

    Muy buen espacio informativo, muy importante y valiosa la información transmitida por este medio.Felicitaciones por la iniciativa.

Deja un comentario

Diseño y Desarrollo Grupo Maga