EPP: no es un juego es protección

3

 

Los equipos de protección personal actúan como salvavidas en los entornos laborales más riesgosos. Conoce cuáles son y cómo funcionan.

Nadie sabe lo que puede perder hasta que, por ejemplo, le cae un objeto contundente en la cabeza. Los accidentes están a la orden del día y los que ocurren en entornos laborales no son la excepción.

 

Hay objetos diseñados exclusivamente para la protección personal en el trabajo. Tienen hasta siglas: EPP significa Equipo de Protección Personal. Se trata de aquellos implementos que actúan contra los riesgos para la salud y seguridad del trabajador. Hablamos de cascos, guantes, protección para los ojos, protectores faciales, equipos de protección respiratoria y calzado de seguridad cuyo uso es obligatorio, especialmente en ambientes de trabajo de alto riesgo.

En la Ley Orgánica del Trabajo, artículo 43, se establece la obligación que tiene el patrono de garantizar un medio de trabajo adecuado y propicio para las facultades físicas y mentales de los empleados, quienes en ningún caso podrán ser expuestos a riesgos como la acción de agentes físicos o químicos perniciosos, ni condiciones ergonómicas deficientes o, incluso, riesgos psicosociales.

Por su parte el artículo 56 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) establece que el trabajo deberá desarrollarse en condiciones adecuadas a la capacidad física y mental de los trabajadores y en consecuencia que utilicen los elementos de seguridad y protección a la salud y vida de los empleados contra los riesgo de trabajo, que cuenten con la garantía de auxilio inmediato al trabajador lesionado o enfermo y que permitan la disponibilidad de tiempo libre y comodidades para el descanso, alimentación y recreación, así como para la capacitación técnica y profesional respecto al uso e importancia de EPP.

La Ley también estipula la organización y mantenimiento de los servicios médicos y órganos de seguridad laboral como los Comités de Higiene y Seguridad (artículo 46 de la Lopcymat), los cuales prestan un servicio constante a la prevención de accidentes.

Ahora bien, si los empleadores tienen la responsabilidad de proveer los equipos necesarios para la protección, los trabajadores no podrán negarse a utilizarlos durante el desempeño de sus funciones y el tiempo de permanencia en el trabajo.  Asimismo, están obligados a mantener los equipos en buen estado y vigilar la fecha de vencimiento o el deterioro de los mismos, para hacer la solicitud correspondiente de la sustitución.

Adicionalmente, la Lopcymat establece en el artículo 54 que “el trabajador deberá informar al comité de higiene y seguridad industrial, cuando con fundadas razones, los implementos a que se refiere esta disposición no correspondiesen a los riesgos que se pretenden evitar”. Es decir, tiene derecho, no solo a reclamar la dotación de equipos, sino a comprobar que en efecto protegen adecuadamente del riesgo.

 

Si los jefes y empleados no son constantes y cuidadosos en el cumplimiento de las normas de seguridad, la probabilidad de sufrir accidentes, incluso masivos, se potencian peligrosamente. De hecho, la ley es muy específica en cuanto a las características de los EPP. Se habla de esterilizarlos cuando deban ser transferidos de una trabajador a otro para evitar que sirvan de vehículo de contagio de enfermedades e incluso de la comodidad que deben brindar para el correcto desenvolvimiento de la labor: si incomoda no sirve.

Es por ello que todos los involucrados en el proceso deben mantenerse informados de los avances en materia de EPP, diseños más eficaces, nuevas marcas, resistencia, durabilidad. Este tema es materia de discusión en los comités de Higiene y Seguridad de las empresas. Así no solo se evitan eventos desagradables, sino que además se garantizan mayores índices de productividad.

3 comentarios

  1. Óscar Álvarez on

    Buenas tardes, es muy buena herramienta está pagina Ya podemos tener conocimientos q interesan para utilizarlos con nuestros. Asegurados y hacérselos saber, aplaudo esta iniciativa.

Deja un comentario

Diseño y Desarrollo Grupo Maga