Cómo usar correctamente los productos de limpieza en el hogar

2

Mezclar productos puede cortar la acción desinfectante que tienen. Aquí algunos tips para que las labores hogareñas sean más eficientes y menos riesgosas

La limpieza le quita el sueño a más de uno. Tener de punta en blanco el espacio en el que vivimos puede repercutir incluso en el estado de ánimo de muchas personas. El problema se presenta cuando, en aras de conseguir resultados cada vez más pulcros, se pone en riesgo la salud o se inventan “técnicas” que pueden convertirse en potenciales situaciones de peligro.

Lo típico en aquellas personas que son muy detallistas con la limpieza es que hacen mezclas de detergentes para potenciar el poder limpiador y que todo quede impecable. Error. En muchas ocasiones lo que logran es el efecto contrario porque la combinación de algunos productos genera el efecto de mermar el poder de los químicos.

Por ejemplo, un clásico: unir jabón (líquido o en polvo) con cloro. Lo que se logra es solapar la acción de cada elemento logrando más bien un resultado desfavorable. Así, lo recomendable es remover la suciedad con el jabón y luego aplicar el cloro para matar las bacterias que pudieran haber sobrevivido.

Además, la mezcla de estos dos agentes puede desprender vapores tóxicos, al igual que cuando se mezcla amoníaco con cloro. Los olores pueden ser muy fuertes y afectar la respiración.

uso correcto de productos de limpieza

Otro error común es “estirar” los detergentes cuando están próximos a acabarse. Muchas personas los mezclan con otro nuevo que no necesariamente es el mismo, ni de la misma marca ni con los mismos componentes. Lo mejor es aprovechar el poquito que quede y luego utilizar el frasco nuevo.

Para quienes tienen la piel delicada, cuidarse es la única opción. Aunque sea un poco incómodo, el uso de guantes para las manos y zapatos de goma debe ser la regla para evitar dermatitis.

Si la persona es altamente alergénica y es muy sensible a los olores fuertes, o si ha notado que sufre de dolores de cabeza al estar expuesto a productos de limpieza, lo recomendable es usar tapabocas.

Y lo más importante: no limpie solo. Es muy importante que haya alguien cerca en caso de sufrir alguna reacción alérgica o si accidentalmente entra en contacto directo con productos químicos como el cloro que, en los ojos y mucosas, es sumamente tóxico y peligroso.

Además la limpieza se hace más llevadera cuando la responsabilidad es compartida.

2 comentarios

Deja un comentario

Diseño y Desarrollo Grupo Maga